Nipobrasileños y restaurantes japoneses

La primera noche que llegué a Río me metí en un japonés en Santa Teresa a cenar. No tenía muy buena pinta pero resultó ser excelente. Desde entonces no he dudado un segundo en meterme en muchos que he visto y siempre he comido muy bien.

Esto se debe a que hay 3 millones de japoneses viviendo en Brasil, constituyendo la mayor comunidad nipona fuera de Japón. El 12% son nacidos en Japón y el resto descendientes de japoneses. Los inmigrantes japoneses comenzaron a llegar a Brasil fruto de un acuerdo entre gobierno japonés y el brasileño. El primero buscaba aliviar una crisis demográfica por sobrepoblación y el segundo, mano de obra barata para sus grandes explotaciones cafeteras. La mayor parte de los japoneses eran gente muy pobre que buscaba enriquecerse en América para después volver a Japón. Sin embargo, las condiciones en el campo brasileño eran muy duras y muchas veces los hacendados o latifundistas no les permitían volver hasta que no pagasen deudas impagables.

Me llama la atención el choque tan bestial de dos culturas tan diferentes. No conozco Japón, pero por lo sé de los japoneses no sé cómo se las arreglaron para adaptarse a la cultura brasileña. El mayor choque tuvo que ser la forma de relacionarse: en Japón las relaciones son distantes e incluso frías y aquí el polo opuesto, enseguida hablan contigo, te tocan , etc. Se tendrían que asustar bastante cuando un brasileño se les acercaba directamente a darles un abrazo. Los japoneses sólo comen pescado y aquí lo más típico es la feijoada y el churrasco. Los japoneses adoran la pulcritud y aquí, no es que Brasil sea sucio, pero en muchos lugares ves mucha porquería, olores, etc.

Me los imagino a los pobres siendo tratados como animales por los explotadores brasileños trabajando de sol a sol por dos duros..

Actualmente, las terceras generaciones están totalmente adaptadas, no “falan” japonés y tienen a su tierra nativa totalmente olvidada. Llama bastante la atención verles bailar samba…

A lo que iba, los restaurantes japoneses en Brasil son cojonudos y si venís por aquí son un acierto seguro. He ido a japos en Río (en Leblon), Salvador (en Barra) y São Paulo (Liberdade) y todos eran buenos. Son un verdadero oasis después de llevar unos días comiendo la excelente, pero muy pesada, dieta brasileña consistente en feijoada, arroz, harinas varias preparadas de diferentes maneras pero que a mí me saben igual, bollos de pan rellenos de todo, pan con “queijo”, churrasco…

Este es uno de los muchos contrastes en Brasil. Ahora y siempre ha tenido manga ancha con la entrada de inmigrantes y es precisamente eso lo que le hace tan rico.

Un buen ejemplo, la modelo nipobrasileña Juliana Imai:

400px-julianaimai.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: