Qué hacer con los indios

Me estoy refiriendo, como es lógico, a los indios indígenas de Brasil no a los de la India que aquí, para diferenciarlos, les llaman indianos. En una comida rodeado de jesuítas salió este tema de conversación, se preguntaban qué hacer para ayudar a las pocas comunidades indígenas que se mantienen aisladas de la mano del hombre blanco.

La respuesta, a priori, parece muy sencilla: dejarlos tranquilamente en sus tierras tal y como están. Sin embargo, según parece, los indígenas sin ningún tipo de protección están seriamente amenazados. Lo que está ocurriendo es que grandes empresas o “fazenderos” les están ofreciendo dinero para que se vayan de sus tierras o simplemente les están echando de sus poblados, para después cultivar o explotar comercialmente esas tierras. Les ofrecen una cantidad de dinero que a ellos les parece una fortuna, para después irse a vivir a la ciudad, donde se dan cuenta que el dinero vuela. Aunque fuese una fortuna, tampoco les duraría mucho porque ellos no tienen mentalidad de ahorro, sencillamente cualquier cosa que ven la compran. Es como si estuviesen en la selva, si ven un fruto que les gusta, lo arrancan del árbol y se lo comen. Es por este motivo por el que las tasas de alcohol entre los indios que se han “civilizado”, al igual que entre los indios norteamericanos, son altísimas. Es algo que pude comprobar en las calles de Manaus, donde ví a muchos deambulando con la mirada pérdida en la jungla de asfalto.

Mi tío contó una anécdota de un jesuíta italiano que viajó muy lejos hacia el interior de la selva y contactó con una comunidad índigena. Tras comprobar que la comunidad sufría carencias alimenticias, decidió intentar establecer allí una pequeña explotación de gallinas con el fin de que por lo menos tuviesen pollos y huevos para comer. Volvió a Manaus y tras la aprobación de su superior, compró 1.000 gallinas para después llevarlas al poblado índigena en un barco. Construyó el gallinero y enseñó a los indios a cuidarlas. Después volvió a Manaus y un par de meses después regresó al poblado. Le llevaron con el jefe de la comunidad que le quería comunicar un problema. El problema era que necesitaban más gallinas ya que se las habían comido casi todas. Fueron matando y  se comieron una por una…Cada vez que salía un huevo de una gallina había un niño ahí para comérselo…

La única solución para ellos son las reservas índigenas que establece el gobierno. En esas reservas están protegidos de las grandes empresas y no tienen demasiado contacto con el hombre blanco. El problema es que para que el gobierno establezca una de estas reservas, tiene que haber una comunidad indígena muy amplia y bien asentada. Las pequeñas tribus tienen pocas posibilidades de conseguirlo. Las pocas que quedan totalmente aisladas son nómadas que no paran de huir de la mano del hombre blanco. Si un blanco se les acerca, le reciben a flechazos, lo que es muy comprensible después de haberles aniquilado sistemáticamente durante quinientos años.

Los indígenas no tienen mentalidad de ahorro, ni de producir más allá de lo que necesitan. Tampoco tienen la necesidad de la propiedad. No conciben que las tierras se puedan cercar para después poseerlas. Preguntan si también podremos poseer el aire que respiramos. Para ellos la Naturaleza está ahí para que nos de sus frutos que nos dan la vida, pero no está para ser poseída o explotada de forma masiva. Una señora de Manaus que sabía bastante del tema me dijo que los indios son la raza más inteligente de Brasil. Creo que tenemos mucho que aprender de ellos.

47086388_3c23914ba1.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: